Carlos Mora V.

"Detrás del movimiento visible hay otro movimiento; uno que no puede ser visto, que es muy fuerte y del que depende el movimiento externo. Si este movimiento interno no fuera tan fuerte, el externo no tendría ninguna acción."
~Mme de Salzmann

Las Danzas Sagradas son esencialmente una forma de comunicación. Las mismas pueden transmitir un lenguaje universal que estimula una comprensión más profunda.

Gurdjieff nos aportó en su paso por esta dimensión ,enseñanzas que colaboran con  nuestro crecimiento, que invitan a ser consideradas legandonos información que de estar atentos pueden ayudarnos a entender el por qué estamos, como debemos saber aprovechar nuestro tiempo que se nos concecede de permanencia en este plano.

Tal como noos lo recuerda concienciasinfronteras.com.George Ivanovitch Gurdjieff (1866-1949) nació en Alexandropol, Armenia. Creció entre diversas culturas: rusa, turca, armenia y griega. Ya desde muy joven desarrolló un profundo anhelo por descifrar los misterios de la existencia. Formado en religión y medicina, a la edad de veinte años se embarcó en un viaje que le condujo a los lugares más inaccesibles de Oriente.
Indudablemente, es durante estos viajes que Gurdjieff entra en contacto con monasterios, grupos étnicos y escuelas de sabiduría perenne, como el sufismo, cristianismo esotérico, budismo e hinduismo, recopilando un vasto repertorio de coreografías, gimnasias, danzas sagradas y música.

No debe por tanto, sorprendernos que se señale, que su interés de indagar  acerca del significado de la existencia humana le condujo a él y a un grupo de acompañantes a comenzar una búsqueda de conocimiento que Gurdjieff creía tenía sus raíces en antiguas tradiciones y se ocultaba en algún lugar de la tierra. Ello lo motivó a emprender muchos viajes en busqueda de esas enseñanzas, luces que le colaboranm en pro del despetertart y saber aprovechar esta manifestación física con la que nos presentamos llenos de energía, la cuál debemos saber manejar .

Cabe señalar que Gurdjieff no solamente se identificó con las enseñanzas que adquirió en sus viajes, sino también se identificó con el movimiento, con todo aquello que genera y manifiesta energía que debemos saber aprovechar.

  Nos recuerda asha-kiran.es , que él sus compañeros  identificados con esta busqueda viajaron a Egipto, Tíbet, Uzbekistán y otros países de Asia Central. Estos viajes le dieron la oportunidad de escuchar y asimilar la música de diferentes tradiciones étnicas y, finalmente, le condujeron a ciertos templos, escuelas esotéricas y monasterios donde estudió formas especiales de ritual, danzas sagradas y música. Fue en estos lugares donde Gurdjieff se embebió de un profundo conocimiento del Ser. Después de 20 años de búsqueda, Gurdjieff apareció en Europa con un completo sistema de enseñanza al que llamó Cuarto Camino, que unía el conocimiento esotérico de Oriente y el método científico de Occidente. La "enseñanza antigua" que había existido desde hacía siglos había sido redescubierta.
 
Las Danzas Sagradas de Gurdjieff, también llamadas "Movimientos", son esenciales en su enseñanza, consistente en ideas transmitidas oralmente, Movimientos, ejercicios físicos y trabajos musicales. Aunque los orígenes de estas danzas han sido argumento de considerable especulación y mitificación, no parece haber duda de que fue Gurdjieff mismo quien las creó en su mayor parte de acuerdo al conocimiento que adquirió. Para muchos, la primera impresión de estos Movimientos puede ser como una revelación, debido a que es algo totalmente diferente de lo que puedan haber visto en el mundo de la danza. Los Movimientos pueden crear un extraordinario impacto en el estado psicológico del participante, expandiendo su consciencia hacia nuevas áreas de experiencia.

Se indica además, que más que la personalidad subjetiva individual, estos Movimientos expresan leyes objetivas y matemáticas gobernando una posible evolución psicológica y, básicamente, también la vida como un todo. La práctica de los Movimientos de Gurdjieff puede generar una forma de energía difícil de encontrar en parte alguna.

Cuando Gurdjieff vio estas danzas por primera vez, se quedó atónito y conmovido por la precisión y la pureza de las posiciones sin todavía comprender su significado. Con el tiempo, descubrió que las mismas leyes que gobiernan el cosmos y la existencia entera pueden ser encontradas en la psique humana y en su estructura celular, y que a través de ciertos movimientos y patrones estrictamente definidos por los bailarines, esas leyes se hacen visibles e inteligibles para aquellos que las conocen.

Fue después de estos largos viajes que Gurdjieff vuelve a Rusia, poseyendo un profundo conocimiento del movimiento, la música y el ser. Así, comienza a reunirse con personas interesadas en el crecimiento espiritual y a transmitir su conocimiento, instalándose en Francia, donde crea el Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre. Gurdjieff muere en Neuilly, cerca de Paris, el 29 de Octubre de 1949.

 Gurdjieff comenta, que se  trata de la actividad cuyos elementos han sido transmitidos con el nombre de «danzas sagradas».
Y esa única rama de su arte, conservada intacta desde la época de los sabios babilonios, da a un número muy restringido de seres tricerebrados la posibilidad de conocer, después de haberlas descifrado con la ayuda de ciertos esfuerzos conscientes, diversas informaciones provechosas para su Ser.

Ustedes preguntan sobre la meta de los movimientos. A cada posición del cuerpo corresponde un estado interior definido, y por otra parte, a cada estado interior corresponde una postura definida. Un hombre en su vida tiene cierto numero de posturas habituales y pasa de una a otra sin detenerse en las posturas intermedias.
El tomar nuevas posturas desacostumbradas les permite a ustedes observarse interiormente en forma distinta a la en que usualmente lo hacen en las condiciones ordinarias 

* Referencias: Fragmento de "Perspectivas desde el Mundo Real"
G. I. Gurdjieff